¿Vas a vender por Internet? Necesitas un ERP desde el primer día | Netsuite México | Netsuite ERP / CRM | Netsuite Español

¿Vas a vender por Internet? Necesitas un ERP desde el primer día

La razón es muy sencilla. El éxito de una tienda en línea está íntimamente ligado a la capacidad de respuesta que tengas para entregar el pedido. En Internet, la velocidad es lo que cuenta.

Debes saber en segundos si cuentas con la cantidad suficiente de producto y actuar rápidamente para gestionar la información de pago, lugar y fecha de entrega y disponer de la logística necesaria para entregar el pedido a la entera satisfacción del cliente. En este punto es fundamental la gestión rápida y eficaz de proveedores o mensajeros.

Si ya cuentas con una red de sucursales y deseas realizar comercio electrónico, el ERP es vital para garantizarle al cliente una experiencia de compra consistente y extraordinaria. ¿A qué me refiero? Imagina que uno de tus clientes decide comprar en tu página web e ir a la tienda a recoger su producto, porque aprovechará la visita al centro comercial para comer con un amigo. Sin un ERP, será muy difícil gestionar rápida y eficientemente este proceso, el cual implica un estricto control de inventarios, información de pago, facturación y logística de entrega.

Ahora bien, imagina que al mismo tiempo, otro cliente entra a tu tienda física, realiza una compra y paga ahí mismo el producto, pero en lugar de llevarlo consigo, solicita que su mercancía le sea enviada a la dirección que, previamente, dio de alta en tu página web. ¿Estás listo para ofrecer este tipo de soluciones a tu cliente? Sin un ERP, será muy difícil gestionar este proceso.

Recordemos que el comercio electrónico se distingue por ser para el consumidor una plataforma fácil, rápida y cómoda para adquirir un producto o servicio; sin embargo, la práctica del e-Commerce puede representar para el dueño del negocio un verdadero dolor de cabeza si no cuenta con un software ERP para administrar sus procesos: inventario, compras, ventas, logística de entrega, facturación, contabilidad electrónica y, fundamentalmente, atención al cliente.

Este dolor de cabeza se traduce en pérdidas económicas y de clientes, quienes por recibir una mala atención dejarán de comprar en tu tienda online.

Y es que la práctica del comercio electrónico en México –un país que destaca por su pésimo servicio– pareciera que hace gala de esta premisa, sin embargo, se trata más bien de una mala organización de los procesos y de la falta de acceso a la información que se necesita, en el momento preciso en que se requiere. Estos aspectos influyen en la decisión de tu cliente de seguir comprándote o no. Ya lo decía al principio, en Internet la velocidad y la eficiencia es lo que cuenta.

¿Cuál es la ventaja de tener un ERP?

Un software ERP te permitirá tener toda la información de tu tienda online en un solo lugar. Podrás eliminar las hojas de cálculo (Excel) y los sistemas contables para gestionar tu negocio en línea desde un único punto. Esto es posible porque un ERP integrado a una plataforma de comercio electrónico permite que el proceso de compra y venta fluya de una forma organizada, estructurada y, lo mejor de todo, automática.

Claro, lograr que nuestros procesos se lleven a cabo de forma organizada, estructurada y automática requiere establecer ciertas reglas de negocio para que el software ERP ejecute un proceso o varios de forma eficiente durante todo el ciclo de venta.

Por ejemplo, al dar de alta un pedido, el sistema valida la existencia. Si no hay disponibilidad de producto, el software envía un email al encargado de compras para notificar la falta de existencia y surtir el inventario requerido para darle continuidad a la venta que se está llevando a cabo en ese momento. Con un ERP, el proceso comercial nunca se detiene, pues facilita tener la información a la mano para dar respuestas al cliente a la velocidad que el Internet demanda.

Un ERP optimiza los procesos comerciales, de administración y finanzas, y mejora la calidad de vida del dueño de la empresa. No más noches de desvelo para obtener reportes de ventas, ya no más reclamos por parte de los clientes insatisfechos, ya no más pérdida de clientes. Un ERP significa ¡bienvenido a la gestión eficaz y eficiente de la información de tu empresa!